El presidente del Consello Social de la UDC urge a reformar el sistema de gobernanza de la universidad pública española

Imagen

A Coruña, 20 de mayo de 2014. Antonio Abril, presidente del Consello Social de la UDC, participó esta mañana en un desayuno de trabajo con medios de comunicación de A Coruña en el que analizó diversos temas de actualidad. En su disertación sobre el sistema universitario español, el presidente del Consello Social aludió a tres informes recientes que analizan las instituciones académicas, elaborados por la Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Universitario Español, la Conferencia de Presidentes de Consejos Sociales y la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas.

Gobernanza. “El sistema de gobernanza de la Universidad española funcionó históricamente, pero todos los informes sin excepción concluyen que hay que cambiarlo y que no es válido para universidades competitivas y excelentes a nivel internacional en el siglo XXI”.

“Se proponen cambios que deben estar encaminados a reforzar la autonomía de las universidades y de sus órganos unipersonales. Concretamente se habla de cinco principios: transparencia en la gestión y política más clara de rendición de cuentas; reducción en número, tamaño y atribuciones de los órganos de gobierno; mayor presencia de representantes externos a la universidad; mayor profesionalización de las tareas de gestión y evitar la creciente dedicación de PDI a tareas burocráticas”.

“Se propone la sustitución de los actuales consejos de gobierno y de los consejos sociales, en los consejos de la universidad, un único órgano de gobierno de tamaño reducido. Un 50% de sus miembros los designaría el claustro universitario, un 25% la comunidad autónoma y el 25% restante los dos grupos anteriores, entre personas internas o externas a la universidad que sean de especial interés para el desarrollo de cada proyecto universitario”.

“El presidente del consejo sería elegido entre los miembros externos a la universidad. Este consejo designaría al rector, definiría la estrategia de la universidad, controlaría los presupuestos, la obtención de financiación externa y daría al rector capacidades de gestión ejecutivas. Nombraría no solo a su equipo de gobierno sino también a los decanos y directores de los centros”.

Financiación. “En Galicia las universidades realizan el 43% del gasto del I+D+i. A nivel español esto supone un 29%, mucho más que la media de la Unión Europea que está en el 23%. En España las universidades hacen mucha y buena investigación, sin embargo solo generan el 13% de sus recursos gracias a la transferencia de esa investigación. Por el contrario, España es el décimo país en potencial de publicaciones científicas del mundo, hacemos el 3% de las publicaciones científicas mundiales y, sin embargo, en términos de competitividad somos el trigésimo quinto país”.

“Tenemos que mejorar la transferencia de la investigación que hacen las universidades al tejido productivo, lo cual va a cerrar dos círculos virtuosos: primero, convirtiendo a las universidades en motor de desarrollo económico y social –porque hoy el desarrollo de un país va inexorablemente unido al I+D+i–, y en segundo lugar, mejorando la financiación de las universidades –porque va a permitirles ponerse en valor–”.

Recursos Humanos. “En el ámbito de los recursos humanos, tanto la Conferencia de Presidentes de Consejos Sociales como la Comisión de Expertos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte hablan de potenciar la contratación directa indefinida de PDI laboral a fin de prevenir y combatir la endogamia universitaria”.

“Vivimos en una sociedad global internacional y tenemos que formar a nuestros estudiantes en competencias globales e internacionales para que puedan competir en un mercado de trabajo en cualquier lugar del mundo. No tiene sentido hacer una formación a nuestros estudiantes exclusivamente para que trabajen en su entorno. El informe ‘La Universidad Española en cifras del año 2012’, publicado por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españoles, pone de relieve que solo el 2% de los estudiantes en las universidades son no españoles. Un 17% en el caso de estudiantes de doctorado, que son los que están ligados a procesos de investigación y desarrollo cuando la media de países comparables supera el 40%”.

Evaluación de la calidad. “Lo que advierte el informe del Comité de Expertos y la Conferencia de Presidentes de Consejos Sociales es que vamos hacia universidades especializadas por áreas de conocimiento. Es necesario racionalizar el sistema de titulaciones y no es recomendable que todas las universidades sean generalistas y reproduzcan el mismo patrón. Se recomienda evitar la duplicación innecesaria de centros y títulos, incluso suprimir centros y departamentos si resultara conveniente con especial insistencia a la necesaria internacionalización de las universidades”.

Advertisements
Esta entrada foi publicada en Uncategorized. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s