Antonio Abril apuesta por una revisión del sistema de financiación universitaria

A Coruña, 17 de septiembre de 2013. El presidente del Consello Social de la Universidad de A Coruña (UDC), Antonio Abril, ha defendido esta mañana en Radio Coruña-Cadena SER que la educación y la investigación son las herramientas para que España salga de la situación de crisis actual y que, para ello, se necesita una profunda reforma del sistema de gestión y su gobernanza, así como una revisión de sus mecanismos de financiación.

Antonio Abril, en los estudios de Radio Coruña-Cadena SER.

Antonio Abril, en los estudios de Radio Coruña-Cadena SER.

“Hay tres fuentes de financiación a las Universidades. La primera son las trasferencias por parte del sector público, que supone el 80% del total. La segunda son los concursos competitivos de I+D+i y los contratos de las universidades con las empresas. La tercera son las tasas académicas con toda la complejidad que eso conlleva. En cuanto a la primera fuente de financiación  en un país como España con seis millones de parados, con un déficit de estado del 4,4 % del PIB muy superior al objetivo anual, con una deuda pública del 90%, creo que tenemos que ser valientes para decir que el futuro de las universidades no puede depender solo de las transferencias del sector público. Tenemos que incidir sobre el segundo ámbito de la financiación, que son los concursos competitivos de I+D+i y los contratos con las empresas”, explicó Abril.

El presidente del Consello Social de la UDC también ha defendido en la cadena SER “adecuar el precio de las matrículas universitarias al coste real de las mismas”, y que esto sea variable de acuerdo a la capacidad económica de las familias de los estudiantes, de manera que se siga cubriendo el coste de acceso a las universidades  a aquellos que no puedan financiarlo. “El sistema actual de financiación es socialmente regresivo porque todas las familias españolas, independientemente de que tengan o no a sus hijos en la universidad pública, financia por medio de los impuestos el 80 % de los estudios universitarios. Lo idóneo sería acercar el coste de la matrícula universitaria a la capacidad económica de las familias de los estudiantes, de esta manera, seguimos cubriendo el coste del acceso a la universidad de quieres no puedan financiarlo y aquellos que tenemos más posibilidades lo hacemos de manera más generosa”.

Esta iniciativa debería unirse a un aumento de las becas ya que, según Antonio Abril,  España es uno de los países que menos invierte en ello. “Dedicamos a becas el 0,8% del PIB. Lo que está muy por debajo de la media de los países de la OCDE, que están en el 0,29%. Los países escandinavos están cerca del 1% de su PIB. Por tanto no se trata solo de aumentar o no las tasas académicas sino de abarcar globalmente el sistema. Tenemos que ser muy generosos en la financiación de acceso a la universidad de aquellos que no pueden permitirse pagar las tasas académicas, sin excluir a nadie que tenga mérito y capacidad para cursar educación superior”, concluyó Antonio Abril.

Advertisements
Esta entrada foi publicada en Uncategorized. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s